Aral Digital.- Grupo Damm ha obtenido una cifra de negocio de 165 millones de euros en el primer trimestre del ejercicio, lo que representa un leve descenso del 0,6% respecto al mismo periodo de 2010 (166 millones). Esta variación hay que enmarcarla en el marco estacional de los tres primeros meses del año, “con poco peso relativo respecto de los volúmenes anuales y el desplazamiento al mes de abril de la Semana Santa, comparativamente con el ejercicio anterior”, indica la firma.

“Esta evolución puede considerarse satisfactoria, dado el contexto económico difícil, que continúa con tasas mínimas de crecimiento del PIB, con una importante debilidad de la demanda interna española y un nivel de desempleo en constante crecimiento”, asegura el grupo. La combinación de estos factores deriva en un ajuste de las pautas de comportamiento del consumidor en nuestros productos (cerveza, agua y refrescos), que afectan proporcionalmente más al canal de hostelería (Horeca) que al canal de alimentación (Hogar), remarcan desde Damm.

Asimismo, el aumento del coste de las materias primas y del resto de costes de aprovisionamientos y de las energías ha provocado un “ligero” incremento de los costes de producción en términos absolutos. La plantilla del grupo al final de este periodo era de 2.181 personas, inferior en un 4% a la existente en marzo de 2010.

En los tres primeros meses del año 2011 la compañía ha desembolsado inversiones por un importe aproximado de 12 millones de euros. A nivel de Balance de Situación, los principales epígrafes se sitúan en importes muy parecidos a los del ejercicio 2010 en términos comparables. El grupo funciona con una posición financiera neta positiva donde las disponibilidades así como la financiación propia del negocio permiten atender tanto las inversiones en el negocio, el servicio de la deuda y la retribución a los accionistas vía dividendos.

El Resultado Consolidado del grupo asciende a magnitudes superiores a las del mismo trimestre del ejercicio precedente. Sin embargo, “dichos resultados deben considerarse dentro del marco de estacionalidad de nuestro sector, donde los meses estivales recogen una gran parte de las actividades, y por tanto, no son extrapolables al ejercicio anual”, indica la firma. En el mes de marzo se ha acordado la distribución en concepto de tercer pago a cuenta de dividendos con cargo al resultado del ejercicio 2010, de 3 céntimos de euro brutos por acción, por un importe total de 7,3 millones de euros.