Aral Digital.- Las empresas de agua mineral Font Vella y Aguas de Lanjarón, ambas pertenecientes a Grupo Danone, se han fusionado bajo la denominación social Aguas Font Vella y Lanjarón. Según el grupo, esta decisión responde a motivos puramente administrativos: “La existencia de una sola empresa permite formalizar una forma de trabajar la gestión diaria de la empresa que, de facto, existe desde hace tiempo”. Así, la fusión no afectará a planes actuales o futuros de negocio de la compañía, al portafolio de marcas actuales o a la situación de trabajadores, proveedores o clientes.

El Grupo Danone, que está trabajando actualmente en la nueva identidad corporativa de la empresa resultante, ha procedido durante el día de hoy al depósito de la escritura de fusión y de cambio de denominación social en el Registro Mercantil de Barcelona. El proceso legal finalizará una vez se comunique la inscripción en dicho Registro.

Las dos empresas fusionadas cuentan con una larga trayectoria en el segmento del agua mineral natural envasada. En 2005, la facturación neta de Font Vella alcanzó los 228,405 millones de euros, mientras que la de Aguas de Lanjarón fue de 63,62 millones. Ambas empresas forman parte de la División de Bebidas del Grupo Danone, que también distribuye en España la marca internacional Evian.

La nueva empresa creada tras la fusión, Aguas Font Vella y Lanjarón, cuenta con cuatro plantas envasadoras de agua mineral natural en la Península: Sant Hilari Sacalm y Amer (Girona), Sigüenza (Guadalajara) y Lanjarón (Granada). La compañía envasa las marcas con gas Fonter, Vivaris y Fonteforte, y las marcas de agua sin gas Font Vella y Lanjarón. Por otro lado, desde mayo de 2005, la compañía ha realizado una gran apuesta por las bebidas refrescantes saludables con los lanzamientos de Font Vella Sensación (2005) y Vitalínea de Danone (2006).