Concluidas las obras de instalación, que han llevado casi un año, entra en funcionamiento la tercera línea de producción de la plata en Argelia del Grupo Dulcesol. Situada en Sig, cerca de Orán, y construida en 2014, representó el primer centro de fabricación del grupo alimentario fuera de nuestras fronteras. Gracias a ella la empresa espera consolidar su posición de liderazgo en este mercado y dar un paso más en su estrategia de crecimiento en el exterior.

Situada cerca de Orán e inaugurada en 2014, ha situado la marca Dulcesol en el primer puesto en el sector de pastelería en Argelia

De acuerdo con la estrategia del Grupo Dulcesol, esta nueva línea se centrará en la elaboración de "Briochoco" y "Pandorino" con distintos rellenos (crema, cacao, pepitas de chocolate, etc.) que se comercializarán bajo la marca Dulcesol® en el país argelino. Para su montaje se ha estimado una inversión global superior a los 4,5 millones de euros que se suman a los 13 millones de euros aportados en su día para la creación de la fábrica.

El centro de Argelia que tenía dos líneas de producción -dedicadas a magdalenas y pastelitos- pasará así a contar con un total de tres y verá aumentar no solo su plantilla -hasta las casi 150 personas-, sino también su capacidad de producción -alcanzando los 1.850 kg/hora de producto terminado-.

En palabras de su consejero delegado, Rafael Juan, "los productos que vamos a elaborar en la nueva línea tienen una demanda muy estable, un factor que, unido a las dificultades que supone la exportación a este país, nos ha llevado a que optemos por producirlos localmente".