Grupo Lactalis ha trasladado su sede corporativa en Madrid a un edificio situado en la zona empresarial de Méndez Álvaro. La nueva sede, bautizada por los empleados como "Lactalis Madrid", es un espacio que busca propiciar una "nueva manera de trabajar", en la que se fomente la comunicación, el trabajo en equipo y la relación entre departamentos y unidades de negocio, según han explicado fuentes del Grupo.

Para el diseño de Lactalis Madrid, la compañía ha contado con las aportaciones de los empleados a través de diferentes iniciativas para evaluar sus necesidades y e implicarles en el proceso de cambio.

El resultado es, tal y como indican desde el Grupo, "una sede innovadora de cinco plantas con amplias zonas de trabajo abiertas y múltiples espacios colaborativos que facilitan el trabajo de los equipos". En cada una de las plantas, y dentro de un espacio denominado "piel", se han situado zonas de reunión informal y esparcimiento en la que los empleados pueden desde tomar un café o fruta, a dar clases de idiomas o celebrar pequeñas reuniones.

Natalia López, directora de Recursos Humanos de Grupo Lactalis Iberia, ha indicado que "Lactalis Madrid es un espacio moderno que refleja los valores del Grupo y nuestra apuesta por situar a los colaboradores en un lugar preferente dentro de la estrategia de éxito. El nuevo espacio, pensado por y para los empleados, se caracteriza por la luminosidad, la accesibilidad y la tecnología".

"Estamos seguros que además, estas nuevas oficinas serán una palanca más para favorecer el desarrollo de nuestros profesionales y un aliciente para atraer el mejor talento del sector a una empresa líder como el Grupo Lactalis", ha añadido López.

Por otro lado, Lactalis Madrid es una sede respetuosa con el medio ambiente, equipada con la última tecnología para el ahorro energético y, además, cuenta con una política de buenas prácticas para la reducción del uso de papel y la gestión separada de residuos.