Aral Digital.- Grupo Leche Pascual ha completado recientemente el traslado al Parque Logístico AMB-Barajas de su delegación comercial de la zona centro. De este modo, más de 250 empleados pertenecientes a la red comercial madrileña, así como todas las operaciones de gestión y distribución de los productos de Leche Pascual en la Comunidad de Madrid han cambiado de cuartel general.

Cerca de diez mil metros cuadrados de este emplazamiento, contiguo a la zona de carga del aeropuerto de Madrid Barajas, han sido alquilados a AMB Property Spain, filial de AMB Property Corporation, para convertirse en la sede de la delegación comercial de Madrid del Grupo Leche Pascual.

Leche Pascual abandona así sus instalaciones en el interior de la histórica gran estación de contenedores de Renfe, en la cada vez más céntrica zona madrileña de Abroñigal, colindante con la M30 en Méndez Álvaro.

Para Javier de la Gándara, Director General Comercial y de Marketing de Grupo Leche Pascual “se trata de un paso más en nuestro deseo de desarrollo y crecimiento en la Comunidad de Madrid”. De la Gándara puso de manifiesto “la vocación de Leche Pascual de incrementar el servicio a los clientes actuales, ofreciéndoles una mayor frecuencia de visitas, pudiendo incrementar el número de productos que les ofrecemos”.

Madrid constituye para el Grupo Leche Pascual una muy destacada área de referencia. Desde sus orígenes, la compañía alimentaria ha apostado por la consolidación y aumento de su presencia en esta comunidad, en la que actualmente cuenta con 600 empleados repartidos entre sede central, oficinas principales y delegación comercial.

A través de una amplia red capilar, Leche Pascual comercializa sus productos dentro de la Comunidad de Madrid en más de 25.000 puntos de venta de alimentación y hostelería. La decisión de prestar un servicio impecable, tanto al comercio de proximidad como a la gran distribución, ha dado lugar al impulso por parte de Grupo Leche Pascual de una red comercial propia con casi mil empleados en toda España.