AMDPress.- Las empresas del Grupo Nestlé en España alcanzaron una facturación de 1.923 millones de euros en 2004, lo que supone un incremento del 2% respecto a 2003. Según la compañía, que celebra este año el centenario de su implantación en España, sus productos más estratégicos han crecido por encima de la media de sus respectivos mercados.

Así, Nestlé destaca el notable crecimiento de las gamas de nutrición infantil, chocolates, cacao soluble, culinarios refrigerados y cereales para el desayuno, así como del incipiente negocio de nutrición clínica. También han sido dinámicas las ventas en el canal fuera del hogar y las de los negocios de aguas embotelladas y alimentos para mascotas. En cambio, evolucionan por debajo de lo previsto los helados, por la irregular climatología del pasado verano, y los refrigerados lácteos.

En los últimos tres años, Nestlé España, que cuenta con 17 centros de producción y una plantilla próxima a 6.800 personas, ha destinado 183 millones de euros a inversiones, que han alcanzado tanto al ámbito de producción como a los procesos de venta, distribución y tecnologías de la información.

Concretamente en 2004, la filial ha invertido 69 millones de euros, un 24% más que en 2003. Más del 70% de estas inversiones se han concentrado en el área de producción, destacando la puesta en marcha de la planta embotelladora de Herrera del Duque (Badajoz).

Las exportaciones de 2004, especialmente con destino a otras sociedades del Grupo a nivel mundial, suman 323 millones de euros, lo que supone un 17% de las ventas totales. En el pasado ejercicio, Nestlé exportó a 86 países de todo el mundo, si bien Europa fue el principal destinatario. Por mercados, Francia y Portugal absorbieron más del 50% de las exportaciones, seguidos por Italia, Reino Unido, Grecia y Alemania, con el 24%. Tras Europa, Asia (fundamentalmente países de Oriente Medio), recibió en torno al 6% de las exportaciones. Los productos más vendidos en el extranjero fueron café soluble, helados, yogures y alimentos infantiles.

Durante 2004, la compañía ha mantenido un continuado esfuerzo dirigido a la innovación y renovación en todas las gamas de productos. El programa Nestlé Innova, implantado desde 1997, ha permitido doblar la aportación de los nuevos productos a la cifra de negocio, que ya supera el 10%.

El esfuerzo innovador de la compañía en el mercado español ha recibido diversos reconocimientos. Así, en 2004, Nestlé España fue galardonada con cuatro premios Innoval en Alimentaria, que la convirtieron en la compañía más premiada del certamen. Por otra parte, el Gran Ampe de Oro 2004, premio concedido por la Asociación de Medios Publicitarios de España (AMPE) a la mejor creación publicitaria, fue a a parar a la campaña de comunicación de Nescafé.