Reina Meals, nombre de la filial con la que Grupo Postres Reina opera en América, ha inaugurado sus nuevas instalaciones en la ciudad de Houston (Texas).

Cinco años después de su salto a Estados Unidos, Reina Meals se traslada a una nueva fábrica, dotada con la máxima tecnología y los últimos avances en seguridad alimentaria, que le permitirá multiplicar su capacidad productiva. El ambicioso proyecto, al frente del cual se encuentra la nueva gerente de la filial, Sonia López Giménez, tiene como objetivo seguir afianzando y expandiendo la marca Reina en todo el continente.

Esta apertura supone "un gran paso para la marca Reina", dando lugar a la creación de nuevos puestos de trabajo y un impulso a la economía local, según han indicado desde la compañía.

Desde esta factoría, que sigue estando en una localización estratégica que permite abastecer al mercado norteamericano y América Central, Reina lanzará nuevas referencias que junto a las que ya fabrica en la actualidad, podrán encontrarse en las grandes enseñas de alimentación de Estados Unidos.