AMDPress.- Grupo SOS acaba de confirmar su nuevo proyecto industrial en Gran Canaria, que consistirá en la construcción de unas nuevas instalaciones en la Zona Franca de Gran Canaria, en una superficie de 20.000 m2, donde se concentrarán tres líneas de negocio: aceite de girasol, de oliva y arroz. En el acto de presentación, el presidente de la compañía, Jesús Salazar, avanzó que de cara al futuro se estudia crear una cuarta línea dedicada a las salsas y vinagres.

Con este nuevo proyecto, en el que las estimaciones iniciales contemplan una inversión de 20 millones de euros, el Grupo SOS pretende "competir con más fuerza en el mercado canario y, sobre todo, lograr una plataforma para atacar con más eficiencia el mercado africano".

Actualmente, la compañía exporta alrededor de tres millones de litros de aceite a África, cifra que prevé incrementar gracias a las ventajas fiscales y logísticas del recinto aduanero de Gran Canaria. Se espera que las nuevas infraestructuras de SOS, cuyas obras comenzarán en un año, concluyan en 2007 y den empleo a un total de 150 personas.

Dadas las expectativas de crecimiento del Grupo SOS y las limitaciones físicas de la actual fábrica de Aceica, dedicada al envasado de aceites de semilla en el barrio de La Isleta de la capital grancanaria, que comercializa las marcas de aceite Racsa y Happyday, la compañía ha considerado que la Zona Franca del puerto era el mejor punto para mejorar las estrategias logísticas y comerciales con el norte de África.