Grupo Tello Alimentación quiere profundizar en su compromiso ecológico, implementando en sus procesos soluciones basadas en el modelo de desarrollo eco sostenible. Así, la compañía ha reducido significativamente el plástico en sus envases, a los que, además, comienza a incorporar mono materiales reciclables y reciclados.

De esta forma, ha acelerado la puesta en marcha de algunos de los procedimientos que contempla su plan de sostenibilidad, orientado a reducir la contaminación y a fomentar el uso eficiente de los recursos naturales.  

Para ello, la compañía ha comenzado a reducir un 25% de plástico en sus envases en toda la gama de loncheados elaborados, y a fabricar las bandejas de termosellado de los productos frescos en mono PET, con un 92% de material reciclado. Además, para favorecer la economía circular, va a incorporar el transporte de los productos en cajas reutilizables.

“Nuestro compromiso es promover el cuidado del entorno que nos rodea, por lo que nos obligamos a diseñar e implementar actuaciones constantes que intervengan en todos los procesos, orientadas a reducir nuestro impacto medioambiental”, explica Alfonso Alcázar, director general de Grupo Tello.