Los empleados de Galletas Gullón se beneficiarán de unas condiciones laborables más favorables gracias al acuerdo alcanzado tras varios meses de negociaciones entre los representantes sindicales y la empresa palentina para poner en marcha un nuevo convenio laboral, según ha informado la galletera. Entre los puntos más notables del acuerdo destaca el compromiso de realizar 200 nuevos contratos indefinidos a lo largo de este periodo, así como un incremento salarial por encima de la media nacional, del sector y con cláusula de garantía de mejora. Asimismo, se mejora y actualiza el punto de previsión social o jubilación de cara a la jubilación anticipada para compensar y mejorar una posible pérdida de nivel adquisitivo.

La galletera palentina y los sindicatos cierran un convenio laboral a cinco años con mejoras laborales y sociales para los trabajadores de Galletas Gullón

El nuevo convenio laboral también incluye avances en materia de conciliación familiar, como el aumento del periodo de permiso por lactancia de 12 a 14 días, la mejora en la gestión de licencias de cuidado familiar, o mejoras de flexibilidad horaria. A estas medidas se suman mejoras sociales como el aumento del importe de las becas, la gratificación por matrimonio, el fondo de préstamos e incluir en el premio de vinculación de la compañía la incapacidad permanente.

"Más allá de las importantes mejoras económicas que aporta el nuevo convenio, hemos puesto especial interés en la parte más social del acuerdo, un elemento imprescindible para continuar construyendo una empresa innovadora y responsable con el bienestar de sus trabajadores", ha destacado Juan Miguel Martínez Gabaldón, director general de Galletas Gullón.

Galletas Gullón es uno de los principales fabricantes de galletas de Europa. Fundada en 1892 es la única empresa galletera familiar centenaria que se mantiene en el sector. Su esfuerzo innovador le ha llevado a situarse como la primera empresa del sector en España y liderar la categoría de 'galleta-salud'. Su volumen de ventas ha experimentado un crecimiento medio del 10% en los últimos 15 años y sus fábricas Gullón II y VIDA están entre las más grandes e industrializadas de Europa. Actualmente produce galletas que se exportan a más de 120 países. La facturación de Gullón en 2016 alcanzó los 323,7 millones de euros y actualmente el grupo cuenta con más de 1.400 trabajadores.