El gazpacho de Bidfood Guzmán vuelve al mercado reformulado sobre directrices saludables. Se ha prescindido de pan en su elaboración, por lo que para conseguir la textura deseada se ha mejorado la receta. Para ello, se ha aumentado la cantidad de tomates, de temporada y se ha empleado aceite de oliva virgen extra Guzmán, prescindiendo de aditivos y conservantes.

Con esta lógica, se ha optado por la última tecnología para su manipulación: el tratamiento HPP, un túnel de lavado de alta presión que garantiza la conservación de los atributos sensoriales del gazpacho, consiguiendo un sabor potente, equilibrado y ligero, con la presencia justa de ajo en boca.

La seguridad alimentaria del producto también se garantiza gracias al mismo tratamiento, que elimina mohos y levaduras causantes de las fermentaciones indeseadas del producto. Para conseguir el máximo efecto, se recomienda conservar en frío (entre 1 y -4º). El nuevo gazpacho Guzmán aparece en el mercado con dos formatos aelección de consumidor (de 1l y de 250ml).