AMDPress.- El grupo cervecero holandés Heineken se convertirá en el líder del sector en Europa Central tras la compra de la austriaca Oesterreichische Brau-Beteiligungs-Aktiengesellschaft (BBAG) y su filial Brau Union AG (BU) por un valor de 1.900 millones de euros.

Con esta operación, Heineken confirma su situación en diferentes mercados emergentes y países en proceso de integración en la Unión Europea. En concreto, liderará el sector en Austria, Polonia, Hungría, Rumania, Bulgaria, Eslovaquia, Macedonia y Albania; mientras que será el segundo fabricante en Croacia y obtendrá un fuerte posicionamiento en la República Checa, Serbia-Montenegro, Eslovenia y Bosnia-Herzegovina. Todos ellos son mercados en los que Heineken ha observado un fuerte potencial de crecimiento del consumo, en especial de gamas premium.

La integración de los negocios adquiridos se producirá en torno a una nueva empresa, denominada Brau Union. Esta firma controlará una comercialización de 26 millones de hectolitros, con una del 27% sobre los 92 millones de hectolitros del mercado de Europa Central.

BBAG es el grupo cervecero líder en Austria y controla un 14,1% del mercado de Europa Central. Con marcas como Zipfer, Gösser y Edelweiss, la compañía alcanzó unas ventas de 1.100 millones de euros durante el pasado año. De este total, 970 millones correspondieron al negocio cervecero; mientras que 117 procedieron de bebidas no alcohólicas.