AMDPress.- La multinacional holandesa Heineken ha adquirido la firma Bravo, tercera cervecera de Rusia, por 400 millones de dólares (444 millones de euros ó casi 74.000 millones de pesetas). De esta forma el grupo holandés se introduce en el mercado ruso, donde Bravo dispone de una cuota del 5% que la sitúa inmediatamente por detrás de Carsberg e Interbrew.

Bravo además de ser propietaria de la marca Botchkarev, tiene licencia de comercialización de la marca Lowenbrau.