AMDPress.- La cervecera holandesa Heineken obtuvo durante el ejercicio 2002 un beneficio neto de 795 millones de euros, lo que significa un aumento del 11,2%. La facturación se incrementó hasta los 10.293 millones de euros, un 10,3% más.

En volumen, Heineken vendió el año pasado 84,8 millones de hectolitros de cerveza, un 4,8% más que en 2001, registrando los mayores aumentos de ventas en Estados Unidos, Polonia y Tailandia.

En lo que se refiere a Europa, la firma holandesa vendió 57,9 millones de hectolitros, 2,5 millones más que en 2001. En España las ventas descendieron, debido según Heineken, al mal tiempo en el sur del país. Mientras que la comercialización mostró una destacada mejora en Polonia, donde se registró un aumento del 11%, Francia, Italia y Grecia.

Debido al aumento de las ventas y también al aumento del precio de la cerveza, Heineken incrementó su beneficio de explotación durante el ejercicio de 2002 en un 14%, para situarse en 1.282 millones de euros.

El jefe ejecutivo de Heineken, Thony Ruys, destacó la consecución de estos beneficios “a pesar de haberse incrementado los gastos en pensiones (70 millones de euros) y del efecto adverso que el mal tiempo en Europa ha tenido sobre el mercado de la cerveza”.