Aral Digital.- “Nuestra actividad en el sector arrocero no está concluida, ya que aún nos quedan áreas y categorías de negocio para progresar; no tenemos tope y, aunque no sea fácil, nuestro objetivo es doblar los resultados en cinco años; queremos seguir creciendo a doble dígito”, ha afirmado Antonio Hernández Callejas, presidente de Ebro Foods durante el Congreso de AECOC.

La compañía ha comunicado sus resultados a septiembre y durante este período su beneficio neto ha crecido un 157%, hasta los 346 millones de euros. El Ebitda alcanzó los 197,5 millones, un 15% más, y el importe neto de la cifra de negocio se situó en 1.254 millones de euros.

Asimismo, tras ingresar en septiembre 555 millones de euros de los 630 millones previstos por la venta de su división láctea, Ebro Foods presenta una situación de caja positiva de 84 millones de euros, previendo concluir el ejercicio con una deuda neta de 70 millones de euros. Para el ejercicio completo, la compañía prevé alcanzar un Ebitda de 271 millones, un 11% más que en 2009. El beneficio neto se incrementará un 120%, superando los 387 millones de euros. “Tenemos una importante capacidad de endeudamiento, por lo que vamos a centrar nuestro foco en crecer en aquellas áreas geográficas en las que aún no estamos presentes”, concluye el presidente de Ebro Foods.