Aral Digital.- Hojiblanca y Cargill han inaugurado una nueva planta de envasado de aceites en Antequera (Málaga). El joint venture al 50% entre las compañías bajo el nombre de Mercaóleo, representa una inversión de 18 millones de euros en la planta, además del capital circulante necesario para operar a plena capacidad. Serán las propias compañías quienes vendan y distribuyan el aceite envasado a los clientes.

La nueva planta cuenta con una superficie bajo techo de 7.200 metros cuadrados y con una capacidad de 100 millones de botellas envasadas al año. Para su construcción se empleó tecnología punta lo que a día de hoy permite una extrema precisión y rapidez en el envasado, el cierre, el etiquetado y el envío a los almacenes. Además, las oficinas están integradas en la planta.

La plataforma, que ha sido estudiada para acoger una potencial futura expansión -con la posibilidad de duplicar tanto la bodega como el almacén y hasta triplicar la capacidad de envasado-, envasará una amplia gama de aceites de oliva de gran calidad en diferentes formatos para satisfacer las necesidades de los clientes a nivel global.

Según José Moreno, presidente de Hojiblanca, “trabajaremos juntos para mejorar el desarrollo y crecimiento de un producto tan sano como es el aceite de oliva virgen. Estamos convencidos de que nuestro futuro va a mejorar gracias a la relación con Cargill”.

“Mercaóleo reúne a dos grupos con importantes cualidades”, comenta Stan Ryan, director del negocio de aceites refinados de Cargill en Europa. “Hojiblanca entiende realmente de aceites de oliva y proporciona fiabilidad, calidad y acceso a grandes volúmenes. Por su parte, Cargill aporta experiencia en tecnología de producción y gestión de riesgos y una inmensa red mundial de comercio, distribución y exportación”.

El fortalecimiento de su participación en el aceite de oliva de gama alta complementará la oferta que hasta ahora Cargill venía ofreciendo a sus clientes que, en términos de volumen, se ha centrado en variedad de aceites como girasol, colza, soja, maíz y palma entre otros. Actualmente, Cargill envasa aceite de oliva en sus plantas de Sevilla e Izegem (Bélgica). La compañía también lo distribuye a sus clientes de Europa, Asia y América. Por su parte, Hojiblanca exporta aceites de oliva de alta gama a todo el mundo y también produce y comercializa aceitunas de mesa.

La nueva planta de envasado, que ya cuenta con unos 20 empleados, creará oportunidades de trabajo adicionales para especialistas en producción, calidad, logística y finanzas con probada experiencia en la industria.