La industria pesquera noruega sigue comprometida a proporcionar alimentos seguros, sostenibles y nutritivos durante la actual pandemia de coronavirus. Tanto la pesca salvaje como la acuicultura se consideran como producción de alimentos de importancia esencial para la sociedad. Junto con el sector del transporte, los productores de pescado tienen el objetivo de mantener el suministro de productos pesqueros noruegos tanto en Noruega como en el extranjero.

El sábado 14 de marzo, el Ministerio de Comercio, Industria y Pesca de Noruega emitió una carta formal identificando la cadena de valor que apoya la producción y entrega de alimentos como funciones esenciales para la sociedad.

“La industria pesquera noruega desempeña un papel muy importante en la cadena de suministro de alimentos, no solo en Noruega, sino también en todo el mundo. En estos tiempos difíciles, es importante mantener la sociedad en marcha y garantizar que todos tengan acceso a alimentos saludables y nutritivos”, señala Odd Emil Ingebrigtsen, recién nombrado Ministro de Pesca en Noruega.

El acceso a alimentos saludables y seguros es más importante que nunca

Ser clasificado como una función social esencial significa que la industria pesquera noruega tendrá como objetivo mantener las operaciones funcionando de la manera más normal posible. Para Renate Larsen, CEO del Consejo de Productos del Mar de Noruega, “quizás ahora más que nunca es importante mantener la producción y el suministro de alimentos saludables y nutritivos, y estamos muy contentos de que el gobierno noruego reconozca la parte vital que desempeña la industria pesquera noruega en esto. Estamos comprometidos a desempeñar nuestro papel y encontrar soluciones para mantener un buen suministro de pescados noruegos durante estos tiempos difíciles”.

A pesar de que muchas fronteras en Europa ahora están cerradas, no están cerradas al transporte de mercancías. Esto se confirma en una declaración del gobierno noruego el 15 de marzo, y también refleja las directrices emitidas por la Comisión Europea. Para los mercados extranjeros, se establecen rutas de carga aérea adicionales a medida que se suspenden los vuelos de pasajeros.

Noruega exporta el 95% de sus productos pesqueros, y muchos países dependen de los productos pesqueros noruegos para satisfacer la demanda local. La industria noruega ahora está trabajando junto con el gobierno noruego para garantizar que las entregas y la logística puedan continuar funcionando sin problemas en una situación muy incierta.

“Estos son tiempos sin precedentes. Nadie sabe realmente a qué nos enfrentamos a la vuelta de la esquina. Lo que sí sabemos es que las personas necesitan comer. Y tenemos algunos de los mejores y más saludables alimentos disponibles. Asegurar un suministro estable es realmente una función crítica de la sociedad, y como nación pesquera tomamos nuestra responsabilidad muy en serio”, añade Larsen.