AMDPress.- Según el último informe del ISMEA,con la colaboración de la Unión de Productores y la Organización Nacional Interprofesional del Aceite de Oliva, Italia obtendrá en la presente campaña un total de 550.000 toneladas de aceite de oliva, lo que representará una bajada del 4,5% respecto a la campaña precedente.

Para los responsables agrarios italianos, el descenso en la producción es una consecuencia de la vecería típica en este cultivo, pero que cada año se ve reducido por las mejoras introducidas en el campo que permitieron que en la campaña 1999/200 se obtuviera un volumen de aceite de 713.000 toneladas.

Según el presidente del ISMEA, Arturo Semerari, las mayores reducciones en la producción se van a centrar en la zona Centro Norte, debido sobre todo a las heladas que afectaron al árbol en primavera. Así, se estima que en la zona centro (Lazio y Marche) la bajada será del 18% con un volumen estimado de 16.045 toneladas y 3.138 ton, respectivamente. Por otra parte, el excesivo grado de humedad ha provocado que en la zona Sur también el cultivo se haya visto afectado en un menor rendimiento de aceite. Concretamente, en la zona de la Toscana y Umbria se espera una bajada del 43%.

Por contra, la región de Puglia acaparará la mayor cuota de producción con un 40% del total y un volumen de 217 millones de kilos de aceite, lo que supone un incremento del 11% respecto al año anterior.