AMDPress.- El grupo Jamones Juan Gargallo ha unido sus tiendas de charcutería y bodega para lanzar una cadena de establecimientos de degustación y venta de productos centrada en los jamones de Teruel. La compañía tiene cuatro establecimientos propios en Valencia. La enseña será Jamones Juan Gargallo-La bodega.

Según los responsables de la firma, han decidido franquiciar después de abrir una tienda piloto en la unió bodega, charcutería y tapas con una imagen renovada. El grupo elabora sus productos en un secadero de jamón en Rubielos de Mora (Teruel), con capacidad para 100.000 piezas anuales. La empresa también elabora loncheados de cerdo ibérico en Guijuelo (Salamanca).

La inversión que prevé para sus franquiciados, según la prensa económica, asciende a entre 1.200 y 1.300 euros por metro cuadrado de local, con una superficie media de 130 m2. El canon de entrada es de 12.000 euros y los royalties son del 5% de las compras.