Conserves Ferrer, empresa familiar de alimentación con sede en Santpedor (Barcelona), comienza 2016 con un cambio sustancial en su equipo directivo: Jordi Serra toma el relevo de Eloy Sáez como director comercial de la compañía, quien ha tomado la decisión de abandonar la primera línea profesional. Sáez se incorporó a Conserves Ferrer hace 24 años y ha dirigido su política comercial durante dos décadas, coincidiendo con su período de mayor expansión hasta el momento.

Así pues, Jordi Serra toma las riendas del Departamento Comercial en un momento en que Conserves Ferrer goza de una excelente salud y mantiene un ligero crecimiento de la facturación año tras año, sin que 2015 haya sido una excepción. Su propósito es "mantener este crecimiento constante en el mercado nacional, tanto en la gran superficie como en la tienda tradicional", a la vez que "seguir escuchando al consumidor para adaptar la oferta a sus necesidades y su estilo de vida".

Serra, de 47 años, proviene del sector bancario y financiero y atesora 25 años de experiencia en todas lasfunciones del Área Comercial de Catalunya Caixa,siendo algunas de sus responsabilidades las de director de Banca de Particulares a nivel estatal, director Territorial de Lleida y Tarragona y director de Planificación Comercial de Barcelona y Girona. El nuevo directivo de Conserves Ferrer es licenciado en Ciencias Empresariales (UB), diplomado en Finanzas y Dirección Bancaria (IEF), máster en Desarrollo Directivo (IDEC‐UPF) y European Financial Advisor (IEB).

El Grupo Ferrer facturó 14,7 millones de euros en 2014, cifra que se prevé haya crecido ligeramente en 2015, a falta de conocer aún las cifras exactas.