Aral Digital.- Los Príncipes de Asturias han inaugurado hoy, 22 de marzo, la XVIII edición del Salón Internacional de la Alimentación y Bebidas, que se celebrará en el recinto ferial de Gran Vía de Barcelona hasta el próximo viernes 26 de marzo. Junto a los Príncipes de Asturias han estado José Montilla, presidente de la Generalitat, y Elena Espinosa, ministra de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino.

José Luis Bonet, presidente de la feria, espera que el certamen aborde la coyuntura que está atravesando el mercado alimentario desde “una perspectiva positiva, adoptando medidas para volver al progreso y conquistar mercados”, según ha declarado en exclusiva a ARAL.

En este sentido, “la feria quiere convertirse en una fiesta de las marcas y en una palanca para la internacionalización de las empresas del sector, que se ha convertido en una obsesión para Alimentaria, ya que una de las principales vías para salir de la crisis es la internacionalización”, sostiene Bonet.

Alimentaria, que por primera vez se celebra íntegramente en el recinto de Gran Vía sin estar presente en los pabellones de Plaça Espanya, espera recibir la visita de 130.000 personas, de las que 36.000 serán extranjeras. “La feria no es sólo un espacio para hacer negocios, sino un elemento dinamizador del sector que aporta modernización e innovación”, recalca Bonet.

Por otra parte, en calidad de presidente de Freixenet, José Luis Bonet sostiene que “no se puede decir que 2009 haya sido un año bueno, pero en diciembre se recuperó una parte de lo perdido durante el resto del ejercicio. Diciembre fue un buen mes, ya que comparando las devoluciones con las de 2008, estamos mucho mejor que hace un año”.

“El cava ha pasado de ser un producto local a emerger internacionalmente como uno de los grandes líderes, junto al champagne, en los vinos espumosos. De cara al futuro inmediato, soy muy optimista, ya que creo que el cava seguirá disfrutando de un desarrollo progresivo que le empujará al liderazgo mundial”, espera Bonet.

Esa progresión que atisba para el cava, también espera el presidente de Freixenet que la disfrute el sector de los vinos de calidad. De hecho, Intervin, con un espacio expositivo de 24.000 metros cuadrados, es el salón más grande de Alimentaria. “Intervin refleja la potencialidad que tiene el sector español de los vinos, que tiene ante sí un grandísimo reto, su ser o no ser: debe potenciar su internacionalización”, concluye Bonet.

La industria agroalimentaria española representa el 17% del producto industrial nacional. Las empresas de alimentación y bebidas españolas aportan el 12% del valor añadido y consumen el 70% de la producción agraria. Las exportaciones agroalimentarias a cierre de 2009 se situaron en 25.681,1 millones de euros (27.651,4 millones de euros en 2008).

Los principales mercados en 2009 para el sector agroalimentario español fueron Francia, que importó productos por valor de 4.975.970,2 miles de euros; Alemania, 3.134.125,4 miles de euros; Portugal, 3.021.809,7 miles de euros; e Italia, 3.020.944,5 miles de euros.