La economía circular representa para Juver Alimentación un modelo al que ya no se puede renunciar, más sostenible y alternativo a la economía lineal tradicional basada en fabricar, usar y desechar los recursos disponibles y trabaja constantemente por incorporar esta filosofía a su estrategia empresarial.

Dentro de este modelo circular, Juver Alimentación está adaptando sus procesos para utilizar los recursos el mayor tiempo posible, extrayendo de ellos el máximo valor mientras están en uso, para finalmente intentar recuperarlos y generar productos y materiales al final de su vida útil. Este tipo de concepto, además de generar un beneficio al planeta, aporta un gran valor a la compañía que lo aplica, ya que mejora su competitividad y la eficiencia en la utilización de los recursos disponibles.

Juver Alimentación viene apostando desde hace tiempo por este modelo de crecimiento sostenible, invirtiendo en múltiples proyectos de sostenibilidad y aplicando nuevos sistemas de gestión, basados en la digitalización y nuevas tecnologías que reducen el impacto medioambiental de la producción diaria de zumos y néctares de la empresa.

En este sentido, Juver Alimentación iniciaba en el año 2020 un proyecto con el objetivo de conseguir que las bobinas del film utilizadas en el proceso de embalaje de algunos formatos, incorporaran hasta un 20% de plástico reciclado procedente de las fundas de los palets de envases vacíos de cristal que utiliza la compañía habitualmente, lo que supondrá reutilizar más de 25 toneladas de plástico al año.

Según Jorge Flores, el proyecto finalizado con éxito recientemente les ha permitido “establecer un sistema de economía circular” por el que “sus residuos se convierten en recuersos en forma de nuevos envases y material de embalaje”

Por medio de esta iniciativa, Juver Alimentación y Servicios Plásticos, S.A. (Serplasa), han aportado su tecnología y conocimiento en el desarrollo de este proyecto medioambiental. Además, se ha contado con la colaboración del gestor de residuos plásticos Reciplast, S.L., también parte importante en el proceso a la hora de “cerrar el círculo”.

El proyecto, finalizado con éxito recientemente, “nos ha permitido establecer un sistema de economía circular por el que nuestros residuos se convierten en recursos en forma de nuevos envases y material de embalaje que son reintroducidos en el proceso productivo, dándoles una segunda vida y evitando así que puedan llegar a impactar en el medioambiente”, ha manifestado Jorge Flores, responsable de calidad y medio ambiente de Juver Alimentación.

De esta forma, Juver Alimentación continúa avanzando en su compromiso con la sociedad, ofreciendo zumos y néctares producidos cada vez de forma más sostenible, que es lo que demandan los consumidores hoy en día y también los del futuro.