ARAL Digital.- Kaiku Corporación Alimentaria amplía su presencia internacional y entra en el mercado africano con el control de la sociedad láctea tunecina CLM-Vitalait, con la que la compañía ya colabora desde hace más de cinco años en el lanzamiento de yogures, bífidus y probióticos. El éxito de esta relación ha supuesto que la empresa haya alcanzado una cuota de mercado del 20%, situándose como la segunda compañía láctea de Túnez. Además en los últimos tres años ha experimentado un relevante crecimiento del 10% anual.

Kaiku a exportado su filosofía de colaboración con las cooperativas agrícolas a Túnez donde la producción de leche se llevará a cabo de la mano de las cooperativas. “La unión de Kaiku y de CLM-Vitalait influirá positivamente en el desarrollo de la ganadería y la producción de leche en Túnez y especialmente en la región central”, explican fuentes de la compañía española. A través de CLM-Vitalait, que se encuentra estratégicamente ubicado en el centro de país, en la ciudad de Mahdia, Kaiku producirá para el mercado africano leche en brik UHT, leche en botella estéril, yogures, bífidus y probióticos.

“CLM- Vitalait tiene un gran potencial de crecimiento en el mercado de productos lácteos en Túnez así como en la región, que se ajusta al plan de internacionalización de Kaiku”, añaden desde Kaiku. Por su parte, para CLM- Vitalait, “esta alianza permitirá incorporar la amplia experiencia de Kaiku en el sector y contribuir a la innovación de los productos y la mejora continua de la calidad y los procesos de producción en el creciente mercado de productos lácteos”.