Aral Digital.- Kellogg ha creado un enclave laboral en la planta de producción de la empresa de alimentación en Valls (Tarragona) en el que trabajarán hasta 18 personas con discapacidad. Esta apuesta se ha llevado a cabo con la colaboración de la Fundación Ginac, entidad de economía social, que tiene como misión normalizar las relaciones laborales y sociales de las personas con discapacidad y/o enfermedad mental.

Este proceso va a permitir la inserción laboral efectiva de los trabajadores del Centro Especial de Empleo, y augura una relación duradera y estable con la que Kellogg y la Fundación Ginac favorecerán un mejor futuro para las personas con dificultades en Valls y la comarca del Alt Camp en Tarragona.

A principios de 1997 la Fundación Ginac empezó a colaborar con Kellogg en su planta de producción de Valls con un equipo de tres personas realizando pequeños trabajos de manipulado derivados de promociones puntuales.