ARAL Digital.- Kellogg, basándose en su larga tradición centenaria de desarrollar productos a partir del propio grano, ha aumentado su compromiso con la agricultura sostenible apoyando la investigación, producción y suministro de los granos que utilizan. Así, el año pasado, la compañía recopiló toda la información necesaria para poder determinar cuáles son las mejores oportunidades para aumentar la sostenibilidad. Los detalles y los resultados, incluyendo las nuevas iniciativas que benefician a los agricultores de arroz y a la producción del aceite de palma, se presentan en el cuarto Informe anual de Responsabilidad Corporativa, coincidiendo con el Día de la Tierra, que se celebra el 22 de abril.

Como en informes anteriores, las iniciativas de este año se resumen en las cuatro áreas claves: medio ambiente, productos y consumidores, lugar de trabajo, y comunidad. Por ejemplo, Kellogg ha seguido trabajando para reducir el consumo de energía y agua, avanzar en seguridad y en diversas iniciativas, y mejorar la nutrición. Por otro lado, la compañía ha contribuido con más de 38 millones de dólares en efectivo y en producto a organizaciones de todo el mundo en 2011, incluyendo los programas de desayunos y de ayuda contra el hambre.

El informe también destaca los esfuerzos específicos en la agricultura sostenible así como la promoción de los beneficios del desayuno, iniciativas que abarcan múltiples áreas de la estrategia de Responsabilidad Corporativa de la compañía.

En materia de agricultura sostenible, por ejemplo, Kellogg es consciente de que gran parte de sus emisiones de carbono y el uso del agua se deriva de la agricultura. Por ello, Kellogg ha estado trabajando con los agricultores que cultivan sus granos y ha fomentado la sostenibilidad agrícola más allá de su propia cadena de suministro, a través de asociaciones del sector y muchas más.