Aral Digital.- Knorr factura 20 millones de euros durante la temporada de sopas 2006-2007, lo que representa un crecimiento del 30% en el mercado español.

El crecimiento de la marca se ha apoyado en el desarrollo de las cremas y sopas líquidas y el caldo líquido, que han crecido un 52% y un 75%, respectivamente, en comparación al año anterior.

Según datos de la consultora Nielsen, Knorr, esta temporada, ha alcanzado una cuota total del 15,3% en el mercado de las sopas, sólo por detrás de Gallina Blanca, que ostenta el 53,9%, tras presentar doce productos nuevos en todas sus gamas y adaptarse a la creciente demanda de formatos individuales.

Las perspectivas de la marca de Unilever para los próximos años son optimistas, ya que espera doblar el volumen de negocio en los próximos tres años.