El grupo belga Interbrew ha ganado el recurso que el pasado mes de enero interpuso contra las autoridades británicas de la competencia por bloquear la operación de compra de la cervecera Bass.

El Alto Tribunal británico ha aprobado la operación, que de culminarse asegurará a Interbrew el primer puesto en el ranking de compañías productoras de cerveza en el Reino Unido, con una cuota del 32%. Su principal competidor sería Scottish and Newcastle, que en estos momento dispone del 30% del mercado de cerveza británico.