AMDPress.- La Compañía Cervecera de Canarias (CCC) cerró ayer jueves, 15 de enero, su planta de envasado de agua mineral El Pinalito en Tenerife porque, según explicó la compañía, “ha contado con escasa aceptación entre los consumidores” por ser un agua con alto contenido en minerales.

Al tratarse de un agua mineral es imposible modificar su composición y sus propiedades, lo que unido a su escasa aceptación, “que se ha acentuado en los últimos años”, y a la preferencia generalizada de los consumidores por las aguas de baja mineralización, limitaba la expansión en un mercado que ha crecido notablemente en los últimos años.

La compañía explicó que, “a pesar de las inversiones y el esfuerzo comercial de los últimos años, CCC se ha visto obligada a afrontar medidas dirigidas a evitar el impacto negativo de esta unidad de negocio en el conjunto de la empresa, con el fin último de que no llegue a comprometer a ésta”.