Galletas Gullón cerró el pasado año 2014 con una facturación de 286,6 millones de euros, después de crecer un 12% sobre el ejercicio anterior, alcanzando un nuevo récord de ventas. La empresa palentina mantiene, de manera ininterrumpida, su tendencia de crecimiento anual de dos dígitos desde hace 30 años y lidera el mercado de galletas-salud con una cuota de mercado en España superior al 30%. Un segmento "inventado" por su presidenta, María Teresa Rodríguez, que ve con orgullo como sus productos se compran en la actualidad en más de 110 países en todo el mundo.

La Dirigente del Año de la Industria Alimentaria 2015 asegura, durante la entrevista con ARAL, que Gullón funciona tan favorablemente "porque compaginamos una sólida capacidad industrial, que nos permite producir un gran volumen con precios ajustados, junto con una línea propia basada principalmente en la elaboración de galletas saludables". Pero muestra su convencimiento de que la clave del éxito tambien ha estado "en la pasión con la que hemos vivido la empresa todos estos años".

"Saber rodearte de los mejores"

María Teresa Rodríguez Sainz-Rozas (Aguilar de Campoo, Palencia, 1942) toma en 1983 las riendas de Galletas Gullón tras el fallecimiento de su marido, José Manuel Gullón González, perteneciente a la tercera generación de la empresa. Desde ese momento, en la presidencia del Consejo de Administración de la galletera, Rodríguez ha tenido un buen número de ocasiones para demostrar que su carácter y tesón son más fuertes que todas las dificultades que pueden aparecer en el camino. "Gullón es mi vida", asegura, "junto a mi familia, lo más importante que me ha pasado". 

Para continuar señalando que su punto fuerte ha sido siempre "la pasión con la que he trabajado toda mi vida", pero también el acierto de contar con un colaborador como Juan Miguel Martínez Gabaldón, el director general de Gullón, "que ha sabido ejecutar con maestría el proyecto que yo tenía para la empresa". "El éxito de una compañía está en saber rodearte de los mejores, y puedo asegurar que tengo un equipo estupendo", explica convencida.

La presidenta de Gullón, orgullosa de sentirse con sus galletas la creadora de la "dietética popular" -fue pionera en ver el valor que los productos saludables iban a tener-, asegura que le gusta el trabajo "silencioso y constante", sin visibilidad pública, por lo se sintió "abrumada" al saber que había sido designada por el Jurado del Club de Dirigentes de ARAL para recibir el galardón de Dirigente del Año de la Industria Alimentaria 2015; a la vez que muestra su satisfacción por este reconocimiento a su carrera profesional y el agradecimiento que siente hacia todas las personas que la han acompañado en todos estos años. Es "un premio para todos los que trabajan día a día en el proyecto de Galletas Gullón", señala satisfecha.

El próximo 28 de mayo, en el Hotel Miguel Ángel de Madrid, María Teresa Rodríguez recibirá el galardón Dirigente del Año de la Industria Alimentaria 2015.

Puede leerse la entrevista completa realizada a María Teresa Rodríguez por Carmen Méndez en el nº 1624 de la Revista ARAL.