El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente ha publicado los datos del mercado del aceite de oliva que, a 31 de julio muestran, un mes más, signos muy positivos. Las cantidades comercializadas durante el pasado mes de julio alcanzan las 125.900 toneladas, la cifra mensual más alta de lo que llevamos de campaña.

Especial mención requiere la comercialización exterior, que se muestra muy equilibrada respecto a la media de campañas anteriores. Destacan las salidas a mercados de terceros países con un incremento próximo al 20% respecto a la pasada campaña, y especialmente el norteamericano que registra una subida de más del 40%.

En la aceituna de mesa se consolida el buen comportamiento del mercado interior con un incremento del 1% respecto a la campaña pasada. En el caso de las exportaciones, si bien las cifras siguen por debajo de la precedente, que fue excepcional, la tendencia es positiva desde hace ya varios meses. El comercio total asciende a 472.580 toneladas.

Los datos también muestran como la producción de aceite ha ascendido a 1.397.900 toneladas. Esta cifra representa un incremento del 66% más que el obtenido en la campaña pasada y un 15% superior a la media de las cuatro últimas.