AMDPress.- La Comisión Europea ha propuesto suprimir las normas comunitarias que regulan los formatos de envasado para un conjunto de productos de consumo como detergentes, alimentos para mascotas, helados, congelados, bebidas de bajo contenido alcohólico y refrescos, productos de limpieza, pintura, champús y dentífricos.

Las normas en vigor datan de los años 70, época en la que las reglas en materia de formatos y tamaños de los envases en vigor en los Estados miembros constituían un obstáculo a los intercambios. Por ello, eran necesarias normas comunitarias para permitir el acceso a los mercados. Salvo para algunos sectores, la Comisión propone ahora suprimir estas regulaciones comunitarias y nacionales en este ámbito, por considerar que así se responderá más fácilmente a las necesidades cada vez más diversas de los consumidores.

En este sentido, el comisario europeo de Empresa, Olli Rehn, cree que "no hay duda de que la desregularización facilitará la introducción de nuevos productos", aunque los implicados serán libres de utilizar la normativa europea sólo si estiman que puede serles útil.