AMDPress.- La Comisión Europea se ha posicionado en contra de la subasta de las cuotas de azúcar que la Sociedad Azucarera de España poseía antes de su fusión con Ebro Agrícolas. El reparto entre empresas de la competencia de esta producción, que ascendía a 30.000 toneladas, era una de las condiciones que el Gobierno español impuso en 1998 para aprobar este proceso de concentración.

La Comisión entiende que esta redistribución debe realizarse de forma gratuita y no mediante subasta, como denunció Sociedad Cooperativa General Agropecuaria (ACOR), quien junto con Azucareras Reunidas de Jaén (ARJ), eran las dos firmas que debían recibir esa cuota de producción.

La denuncia de ACOR ante el Tribunal Supremo fue elevada por éste al Tribunal de Justicia de la Unión Europea, para cuya decisión se ha elaborado un informe que incluye la resolución contraria de la Comisión Europea y la posición favorable del Gobierno.