Ante el foco de peste porcina clásica en una granja de Lleida, declarado y confirmado en el día de ayer, 14 de junio, la Comisión Europea ha acordado suspender temporalmente las exportaciones de ganado porcino de Cataluña al resto de países de la Unión Europea. Esta decisión, que se prolongará como mínimo hasta el 30 de junio, será revisada por el Comité Veterinario Permanente de la UE en su reunión del próximo día 22 en Bruselas.

Por otra parte, la Confederación de Cooperativas Agrarias de España (CCAE), ha pedido en una reunión con el ministro de Agricultura, la adopción de medidas urgentes para evitar la propagación de esta enfermedad entre la cabaña porcina española. Entre dichas medidas está la convocatoria urgente de una Mesa del Porcino de ámbito estatal, para analizar la grave situación surgida tras la detección de este foco, ya que algunas comunidades autónomas están promulgando una normativa interior, de forma unilateral, para controlar el movimiento de animales, que puede crear un grave perjuicio al sector de porcino español en su conjunto.