ARAL Digital.- La confianza del consumidor global ha crecido 5 puntos en el primer trimestre del 2012, según los resultados de Nielsen sobre la confianza del consumidor global. Sin embargo, España comienza el año de nuevo entre los países más pesimistas cuando hablamos de la confianza del consumidor, aunque hay países como Francia e Italia que se sitúan por detrás en este último trimestre. El desempleo, la inseguridad de un puesto de trabajo y la economía predominan entre las principales preocupaciones tanto de los consumidores españoles como el resto de los europeos, y estos factores influyen en gran manera sobre el consumo. La crisis continúa obligando a los consumidores españoles a cambiar los hábitos de consumo, tal y como vienen haciendo ya hace meses: hay ya un 79% de encuestados que consideran que no es momento para realizar muchas de las compras que desean o necesitan.

Las mayores preocupaciones para los españoles participantes en el Global Consumer Confidence de Nielsen son la seguridad en el puesto de trabajo (citado por el 42%), la economía (el 41% de los encuestados) y el pago de las facturas. La preocupación que más ha aumentado este trimestre es la de las deudas, que lo menciona un 19% de consumidores, y hay un 15% de internautas que mencionan la salud como su principal preocupación. La incertidumbre sobre la educación y bienestar de los hijos está aumentando hasta alcanzar el 13%. Le siguen de cerca el aumento de los precios de la alimentación, y también una preocupación que está creciendo mucho es el aumento de los precios del petróleo, puesto que hay un 9% de consumidores que lo mencionan; un 6%, la estabilidad política y la conciliación entre la vida profesional y familiar; y un 4% el crimen y la delincuencia.

A la hora de preguntar por los gastos previstos para los próximos meses, destaca un 38% de españoles que destinan su dinero sobrante a ocio fuera de casa, aunque hay un 19% ( 1 vs trimestre anterior) que afirma que no les queda más dinero después de haber cubierto sus necesidades básicas para vivir, y un 37% que lo destina a ahorrar. Son las novedades tecnológicas donde vemos que disminuye el número de encuestados que destinan su dinero sobrante a ello. Asimismo, es destacable ver como ha descendido mucho la intención de todo tipo de inversiones, planes de pensiones, fondos, etc, así como la compra de ropa nueva.

Destacan algunas medidas de ahorro adoptadas como son la disminución del consumo en utilidades. Comienzan a ser relevantes el ahorro sobre el coche, y en ropa nueva, además del ocio fuera de casa y los recesos vacacionales cortos. Parece, sin embargo, que la tendencia a comprar alimentos más económicos disminuye ligeramente, así como la intención de hacerlo cuando las condiciones económicas mejoren en el futuro.

Respecto a otros mercados, en esta última encuesta realizada entre el 10 y el 27 de febrero de 2012, la confianza ha aumentado en el 68% de los países analizados, si se compara con el ultimo trimestre de 2011 donde la confianza aumentó en el 21% de los mercados en el mundo. La confianza que ha aumentado en 38 de los 56 mercados, cayó en 16 y se ha quedado igual en 2 de ellos.

La Confianza del Consumidor aumenta en todas las regiones. Los países con mayores incrementos de la confianza en este último trimestre han sido Taiwan ( 13), Chile ( 11) Estados Unidos ( 9), Venezuela ( 9), Malasia ( 6), Dinamarca ( 6), Estonia ( 6), Arabia Saudí ( 6), Reino Unido ( 6), y Perú ( 6). India sigue siendo el Mercado más optimista por 9º trimestre consecutivo, incrementando un punto en la confianza del consumidor hasta el 123, seguido por Arabia Saudí (119), Indonesia (118) y Filipinas (118). Hungría, Grecia y Portugal se encuentran en el extremo más pesimista. Los mayores descensos de la confianza del consumidor los han sufrido este último trimestre en Australia (-8), Polonia (-8), Suecia (-7), Bélgica (-7) y Francia (-5).