Aral Digital.- Las previsiones de la ONU apuntan a que la demanda de alimentos a nivel mundial, para el año 2025, se verá incrementada entre un 70 y un 90%.

Ello acarreará problemas para la población, ya que actualmente, para producir un kilo de carne se requieren 16.000 litros de agua y hasta 4.000 litros para levantar un kilo de trigo.

Asimismo, la actividad industrial y la producción de energía verán como se incrementa el uso del vital líquido, por lo que se producirán serios aprietos para la población mundial.

Actualmente, el 70% del agua de todo el mundo se utiliza para uso doméstico. Un 23% corresponde a la que requiere la industria, mientras que la agricultura dispone del 7% restante.