El valor de la exportación hortofrutícola española en 2015 creció un 11,7% con relación al año anterior, asciendo a 11.902 millones de euros y un 2,29% en volumen totalizando 12.789.939 toneladas. La importación de frutas y hortalizas frescas creció un 14,22%, ascendiendo a 1.971 millones de euros y 2.591.783 toneladas, según los datos del Ministerio de Economía y procesados por Fepex.

La exportación de hortalizas ascendió a 4.839 millones de euros, con un crecimiento del 11,46% y totalizando 5.205.529 toneladas, (-1,41%). El tomate sigue siendo la principal hortaliza exportada por España, pero sus exportaciones retroceden en valor (-1,76%), totalizando 962 millones de euros y en volumen (-1,81%), 949.998 toneladas. Le sigue en importancia el pimiento ( 6,75%) 833 millones de euros y la lechuga ( 13,07%) 631 millones de euros.

A la UE se destinaron el 92,6% de las exportaciones, que crecen el 13%. Alemania es el primer mercado con 2.944 millones de euros

La exportación de frutas ascendió a 7.063 millones de euros, con un crecimiento del 11,9% totalizando 7.584.410 toneladas ( 5%). Cabe destacar el fuerte crecimiento de todos los frutos rojos, que totalizan 1.019 millones de euros, con un crecimiento del 22%.

A la UE se destinaron el 92,6% de las exportaciones, que crecen el 13%. Alemania es el primer mercado con 2.944 millones de euros y un crecimiento de las ventas del 14%. Le siguen Francia con 2.123 millones ( 11%) y Reino Unido con 1.614 millones ( 12%). Las ventas en Italia crecen un 21%, ascendiendo 778 millones. En América, Brasil es el primer mercado con 89 millones de euros ( 26%), seguido de Estados Unidos en el que se observa una recuperación significativa con 75 millones ( 67%). Las exportaciones a África y Asia se mantienen en valores muy bajos. En China, las ventas totalizan 4 millones de euros, en Japón 2 millones de euros, en Corea del Sur 2 millones, poniendo en evidencia la necesidad de impulsar políticamente la apertura de estos mercados.

La evolución y los resultados son muy dispares por productos y mercados. Fepex considera prioritario reformar la política agraria y comercial en determinados sectores donde crecen con fuerza las importaciones, como tomate y patata. El comportamiento de la exportación a determinados mercados pone también en evidencia para Fepex la necesidad de impulsar políticamente la mejora del acceso a los mismos, muy restringido por las barreras no arancelarias existentes.