La fábrica de alimentos para animales de compañía de Mars España, en Arévalo, Ávila, celebra su 15º aniversario manteniendo una gran capacidad para aportar valor al negocio de Mars, con una producción anual que supera las 33.000 toneladas al año, y que en su mayoría, casi el 95% de sus productos, se exporta a más de 20 países, incluso fuera de Europa, como por ejemplo Sudáfrica, India, Dubái, Arabia Saudí, Egipto o Líbano.

Desde su puesta en marcha en 1999, la planta ha mejorado su eficiencia y flexibilidad, centrando su actividad en dos líneas fundamentales: una para alimento envasado en latas y otra para el formato de bolsitas de raciones individuales (pouches), siendo éste último hacia el que la planta enfoca su futuro, dado que se trata de un segmento con una gran proyección de mercado en toda Europa. Como consecuencia de este crecimiento, el ritmo de producción se ha multiplicado en los últimos años.

De hecho, mientras en un principio la fábrica acogía una única línea de Latas con alrededor de 78 personas, en el año 2001, la planta comenzó a trabajar con otra línea para producir pouches y elevó la cifra de asociados hasta 170, cifra que se ha mantenido estable con los años.

Desde el año 2013, la fábrica produce, en un sistema de turnos de mañana, tarde y noche, los 7 días de la semana. La fábrica tiene un programa de RSC muy sólido y desde hace más de 6 años participa en voluntariados locales.

Asimismo, la factoría representa un excelente ejemplo del cumplimiento de la estrategia SIG (Sustainable in a Generation) que está desarrollando el Grupo Mars, Incorporated. Como resultado, en la actualidad, la fábrica genera un 80% menos de residuos que en 2007 y ha logrado mejoras superiores al 80% en la eliminación de contaminantes en el agua que utiliza.

Además, el centro cuenta desde hace años con las certificaciones ISO 9001, 2200 y 14001, estándares basados en el principio de mejorar constantemente la gestión de residuos y medioambiental.