Aral Digital.- Nestlé ha destinado 10,3 millones de euros a ampliar la capacidad de producción de su fábrica de Araia (Álava) incorporando seis nuevas líneas de producción que suponen que ésta aumente un 50% y se creen 200 nuevos puestos de trabajo.

Tras la remodelación, la fábrica cuenta con un total de 21 líneas de llenado y producirá un total de 242 referencias de helados en diversos formatos de conos, helados de palo moldeados, graneles y postres para los mercados de Impulso, consumo en el Hogar y Restauración. El volumen de producción previsto para 2010 se aproxima a los 47 millones de litros, 14,5 millones de litros más que los fabricados en 2009.

Desde su inauguración en 1977, la fábrica de Araia está especializada en la producción de helados, inicialmente bajo la marca Miko y, desde 2004, bajo la denominación Helados Nestlé. En 2010, su plantilla media se sitúa en 434 personas y, durante la época de máxima producción, la plantilla será de 731 personas.