Aral Digital.- Los fabricantes de chicles y caramelos que operan en España calculan que las ventas del sector subirán en 2010 un 4,5%, hasta 750,37 millones de euros, gracias a un mejor funcionamiento del mercado exterior, al impulso de la innovación y a las inversiones previstas para este año.

Según los datos de la industria recogidos por la Asociación Española de Fabricantes de Caramelos y Chicles (Caychi), los productores de golosinas esperan que la mejora del consumo en algunos mercados, sobre todo de Europa, dé un nuevo impulso a las exportaciones, especialmente en la segunda mitad del año. A esto se unirá un aumento de las inversiones destinadas a la fabricación de nuevos productos, de cuyas ventas procede alrededor del 12% de la facturación global del sector.

El año pasado, la facturación de las compañías de chicles y caramelos que operan en España alcanzó 718.057 millones de euros, un 2,7% menos que en el ejercicio anterior. En 2009, las cerca de 40 empresas que trabajan en este sector en España vendieron 215.775 toneladas de chicles y caramelos, un 2,1% menos que en 2008. De esta cantidad, se dedicó a la exportación, por primera vez, más de la mitad, concretamente un 51%, que se vendió a países como Alemania, Francia y Reino Unido.