AMDPress.- La Agencia Norteamericana de la Alimentación y el Medicamento (FDA) ha presentado las conclusiones provisionales del estudio “Interim Procedures for Qualified Helth Claims in the Labeling of Convencional Human Food and Human Dietary Supplements”. Entre estas conclusiones provisionales, la FDA señala que el consumo de ácidos grasos omega-3, y en particular de EPA (eicosapentanoico) y DHA (docosahexaenoico), reduce el riesgo de padecer enfermedades coronarias.

La FDA recomienda a los consumidores la ingesta diaria de ácidos grasos omega-3, EPA y DHA, y determina que la ingesta de ácidos grasos poliinsaturados no debe ser superior a los tres gramos diarios cuando proceden de alimentos, aunque en el caso de que provengan de suplementos dietéticos o alimenticios la agencia recomienda que no excedan los dos gramos diarios. Este tipo de ácidos grasos se encuentran fundamentalmente en el pescado azul como el salmón, la trucha, el atún y el arenque, aunque también se incluyen en productos enriquecidos, los alimentos funcionales.

Para Puleva, una de las empresas que se ha destacado en la apuesta por los alimentos funcionales, las recomendaciones de este estudio avalan las conclusiones a las que ya habían llegado con sus propias investigaciones.