ARAL Digital.- Jesús Serafín Pérez, presidente de Federación Española de Industrias de la Alimentación y Bebidas (FIAB), y Horacio González Alemán, Director General de FIAB, mantuvieron durante el día de ayer un encuentro con el Ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete. Serafín Pérez aprovechó el encuentro para trasladar al nuevo titular del Ministerio su total apoyo con el objetivo de aprovechar la “oportunidad ante la que nos encontramos para que el primer sector industrial del país, que es la alimentación, proyecte su importancia y su influencia en este momento que todos deseamos de inicio de recuperación de la economía española”. El presidente de FIAB destacó, sobre este respecto, que para ello es necesario seguir trabajando en “situar al sector de alimentación y bebidas en el lugar que le corresponde acorde a su contribución al 8% del PIB español y al empleo que genera de forma indirecta, que supera el millón de personas. La alimentación está muy por encima de otros sectores percibidos como estratégicos para la economía española como son el de la automoción (6,2%), viéndose solamente superada por el sector turístico que supone el 10,3% del PIB español”, indicó.

La internacionalización fue otro de los temas tratados en la reunión, señalado como prioritario para potenciar el sector de la alimentación. “La internacionalización es inevitable”, remarcó Serafín Pérez, quien insistió: “Tenemos una demanda interna muy deprimida y la manera más importante de crecer es por la vía de la proyección exterior, que además es un referente de la competitividad”. A su juicio, “existen unas perspectivas en la internacionalización de nuestros productos que debemos explorar en su proyección de futuro para garantizar que las empresas cuenten con los instrumentos necesarios y puedan, junto con las palancas relacionadas con la alimentación, como el turismo y la gastronomía, seguir creciendo en el exterior. No olvidemos que la alimentación es uno de los pocos sectores que actualmente cuentan con balanza comercial positiva y que la alimentación española ha dado una cultura alimentaria al mundo, como pocas”, resaltó.