AMDPress.- La Consejería de Industria, Comercio y Turismo de Valencia, a través de la dirección general de Comercio y Consumo, ha retirado del mercado más de 25.500 productos que presentaban algún tipo de deficiencia o riesgo para la salud de los consumidores.

La mayor parte de estos artículos han sido fabricados en países asiáticos y más de la mitad, cerca de un 65%, corresponden a productos de puericultura. Las causas que han motivado su retirada de la venta al público están asociadas a la posibilidad de riesgo de asfixia, así como a la probabilidad de generar heridas y cortes en los usuarios.

Un 16% de artículos apartados de los puntos de venta eran juguetes, también mayoritariamente procedentes de países asiáticos. Alguno de ellos presentaban riesgos de asfixia al tener piezas pequeñas, cortes o heridas; en otros casos, se ha comprobado que los juguetes prendían con facilidad, además de detectar la posibilidad de provocar ahogamiento, como es el caso del yoyó de agua.

El 12% de esos artículos eran productos de limpieza y perfumería, y su riesgo era que podían provocar intoxicación al no llevar el cierre de seguridad para los niños y la no indicación táctil para los invidentes.

Por último, el 7% restante corresponde a pequeños electrodomésticos y material eléctrico diverso, que presentaban riesgo de incendio, quemaduras o pequeñas descargas eléctricas.