AMDPress.- La facturación de la industria alimentaria francesa aumentó un 4,4% el pasado año, hasta alcanzar 131.000 millones de euros, cantidad que la sitúa como líder europeo y por delante de Alemania, que ingresó 127.000 millones de euros. No obstante, las exportaciones francesas bajaron un 1,1%, hasta los 27.400 millones de euros, debido sobre todo a la crisis de las "vacas locas" y a la fiebre aftosa. Por su parte, las importaciones francesa aumentaron un 1,5%, hasta los 19.600 millones de euros, con lo que el superávit del sector disminuyó un 6%.

En Francia, la alimentaria es la primera industria en términos de facturación, por delante de la industria automovilística (que mueve unos 86.000 millones de euros) y de la eléctrica y electrónica (con 61.500 millones de euros).