Aral Digital.- La industria cárnica española ha facturado un 2% menos en 2009 que en el ejercicio anterior, hasta totalizar 19.339 millones de cifra de negocio. Estos datos vienen marcados por un curso definido por la restricción del crédito, la caída del consumo, la reducción del mercado, el descenso de las exportaciones y “la enconada guerra de la distribución comercial”, informa la Confederación de Organizaciones Empresariales del Sector Cárnico en España (Confecarne).

Entre los distintos tipos de carne, la producción de porcino ha bajado un 5%, situándose en 3,3 millones de toneladas. Esta especie, la de mayor producción, se ha mantenido mejor que el vacuno y el ovino, que sí han sufrido más intensamente los efectos de la crisis en sus volúmenes, aunque por el contrario han defendido mejor los niveles de precios.

Por canales, el consumo extradoméstico sufrió una caída de más de un 5% en 2009, mientras que el consumo en el hogar mantuvo “a grandes rasgos” los niveles de 2008.

En el marco del comercio exterior, el sector cárnico exportó en 2009 más de 1,31 millones de toneladas de productos, con unas ventas exteriores de casi 2.532 millones de euros, lo que supone un descenso del 1,5% en toneladas exportadas, y una contracción “significativa” en facturación próxima al 9%, a consecuencia de la “caída rotunda” de las ventas a terceros países.