AMDPress.- La Confederación de Cooperativas Agrarias de España (CCAE) acusa a la industria cárnica de haber tomado la decisión unilateral de trasladar al ganadero los costes de financiación de la eliminación de las harinas cárnicas, una medida para la que no existe base jurídica, según la CCAE. Y es que en la reunión celebrada el pasado 27 de diciembre en el Ministerio de Agricultura, con todos los agentes implicados en la producción y comercialización de carne, con el fin de encontrar la mejor vía para sufragar el coste de la destrucción de dichas harinas, que hasta el 31 de diciembre ha estado subvencionado por el Estado, no se llegó a ningún acuerdo.

La CCAE recuerda “a quien pretenda cobrar esta “tasa” que, no habiendo normativa legal al respecto que lo autorice, los ganaderos españoles podrían acudir al Tribunal de Defensa de la Competencia para denunciar esta práctica ilegal que revierte claramente en contra de los productores”.