La Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, a través del Instituto de Investigación y Formación Agraria y Pesquera de Andalucía (Ifapa), trabaja en la promoción de técnicas sostenibles para el cultivo de leguminosas así como el fomento de su consumo en el marco de un proyecto europeo denominado "Legato" (Leguminosas para la Agricultura del Mañana: Legumes for the Agriculture of Tomorrow).

La presidenta del Instituto de Investigación y Formación Agraria y Pesquera de Andalucía, Carmen Ortiz, ha destacado la importancia de este tipo de trabajos y la valía del equipo que lo lleva a cabo desde el centro Ifapa 'Alameda del Obispo' de Córdoba. Estos investigadores cuentan con una gran experiencia en proyectos de investigación centrados en leguminosas, especialmente, en estudios sobre el cultivo de habas y garbanzos.

"Legato" es un proyecto financiado por la Unión Europea bajo el VII Programa Marco que arranca su actividad en 2014 y que cuenta con tres años de duración. En él participan 29 socios, entre entidades de investigación y Pequeñas y Medianas Empresas (Pymes). Los colaboradores de esta iniciativa proceden de once países: España, Francia, Reino Unido, República Checa, Italia, Alemania, Serbia, Portugal, Polonia, Austria y Suecia.

Su objetivo general es promover el cultivo de leguminosas grano, como guisante y haba, identificando los temas claves que actualmente limitan su producción y buscando posibles soluciones mediante prácticas de cultivo sostenible o el desarrollo de nuevas variedades resistentes a determinadas plagas y que incluyan características de calidad para el consumo humano.