AMDPress.- El presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, ha rechazado la posibilidad de que se pueda hablar de cierre de las azucareras de Monzón de Campos (Palencia) y Benavente (Zamora) tras el anuncio de modernización y reestructuración de la propietaria de los dos centros, Ebro Puleva.

Herrera ha explicado que recientemente Ebro Puleva se dirigió a la Junta para informar de los procesos de modernización que llevará a cabo “para ser más competitivos en el mercado europeo”, por lo que “no se puede hablar de cierres”.

Ebro Puleva ha obtenido en el primer semestre de este año un beneficio neto consolidado de 63,7 millones de euros, lo que supone un incremento del 19% con respecto al mismo periodo de 2002. En los negocios centrales del grupo (azúcar, lácteos y arroz), el resultado neto creció un 22%.