Aral Digital.- La Federación Nacional de Industrias Lácteas (FeNIL) ha dado a conocer los últimos datos del sector lácteo, en los que se confirma el freno a la tendencia de descenso del consumo de leche líquida y el incremento de consumo de quesos, yogures y leches fermentadas. “Los productos lácteos son los que más han incrementado el consumo en los hogares (un 6,3%)”, afirma Pedro Astals, presidente de la federación.

“Dentro de ellos destaca el incremento en el consumo de yogur (8,1%) y queso (6,2%). Estos datos reflejan la capacidad de resistencia del sector en unos momentos en que el consumo del total de alimentación y bebidas ha caído significativamente”, remarca el presidente de FeNIL.

Por su parte, Isabel Bombal, directora general de Industria y Mercados Alimentarios, MARM, destaca que, pese a que en los últimos diez años la industria agroalimentaria ha multiplicado por diez sus inversiones en I D i, los retos del futuro son inmensos.

“Debemos apostar por alimentar a una humanidad que en el 2050 puede sobrepasar los 9.000 millones de personas (un 60% superior a la actual), con un 10% menos de territorio agrícola y además amenazados por las alteraciones producidas en las cosechas por las crecientes catástrofes naturales provocadas por el cambio climático”, añade Bombal.