AMDPress.- El presidente del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Aceite del Bajo Aragón, Alfredo Caldú, prevé que se recojan este año en la zona 40.000 toneladas de oliva que generarán 10.000 toneladas de aceite en los centros de producción, un 33% más que en 2002.

Sin embargo, también ha señalado que "sólo 1.200 toneladas se destinarán a aceite de etiqueta virgen extra de la DO, porque las empresas no tienen capacidad para vender más". El resto de la producción se venderá "a granel en el territorio nacional y fuera de España.

El presidente del Consejo Regulador lamentó que en España no exista una demanda de aceites de calidad como en Italia, donde alcanza el 70-80%, mientras que en nuestro país es del 15-20%. Además, criticó el sistema de ayudas comunitarias, que "prima la producción y no la calidad", por lo que propuso un sistema de compensación "a la pequeña producción y a la producción de calidad".