AMDPress.- La industria cárnica La Selva ha inaugurado 6.000 m2 destinados a nueve salas de cortados y un nuevo departamento de expediciones, con una inversión total de ocho millones de euros. La planta, situada en Campllong (Girona), tiene capacidad para elaborar 130.000 sobre de embutido cortado al día y dispone de una cámara de almacenaje de 1.600 palets.

Según ha indicado Xavier Albertí, director general de la compañía, La Selva piensa con esta ampliación adaptarse a los nuevos hábitos del consumidor, que "cada vez pide más productos de venta unitaria", además de permitir una reordenación global de la industria que optimizará los espacios y circuitos de los diferentes departamentos, especialmente expediciones, en beneficio de la agilidad logística y la distribución.

La Selva factura anualmente alrededor de 35 millones de euros y cuenta con una plantilla de 215 trabajadores.